Ibuprofeno para el Dolor de Cabeza – ¿Que Tan Efectivo Es?

Efectivamente el Ibuprofeno puede ser de gran ayuda sobre todo para dolores de cabeza leves o moderado, pero antes comenzaremos este articulo definiendo el concepto de “dolor de cabeza”.

De acuerdo a fuentes consultadas, existen alrededor de 20 tipos diferentes de dolor de cabeza, y cada uno de ellos con una causa distinta, con su propia sintomatología e intensidad.

En la indagación encontramos que los dolores de cabeza más frecuentes son atribuidos a: perturbación de la tensión, migraña o dolor de aparición periódica.

Los dolores, en general, constituyen la señal de alarma a la que recurre nuestro cuerpo para hacernos notar que algo en sus sistemas está en desequilibrio, que “algo va mal”. Este malestar puede ser el resultado de situaciones emocionales manejadas de forma ineficaz, tal como el estrés o la depresión; ser consecuencia de una mala postura, derivar de una enfermedad hepática o una ingesta excesiva de sustancias tóxicas tales como el alcohol, la cafeína u otra.

La deshidratación o una exposición excesiva al sol también pueden generar dolor físico, malestar general y elevación de la temperatura.

Los cambios hormonales, la falta o el exceso de sueño también pueden generar dolor de cabeza.

Aun cuando las causas del dolor de cabeza pueden ser, y efectivamente son variadas, lo que sí es coincidencia para todos es que una vez notado, debe calmarse, pues afecta notablemente el desarrollo de las actividades cotidianas de quien lo padece.

Es por esa razón que existen en el mercado farmacológico una variedad de medicamentos de bajo costo y fácil adquisición que pueden ser suministrados con la intención de calmar el dolor de cabeza. El componente activo de algunos de los más populares es el ibuprofeno.

El ibuprofeno es un producto farmacéutico que se utiliza para tratar la fiebre, el dolor y hasta la inflamación. Se le clasifica como un antiinflamatorio no esteroideo y su función es bloquear la producción y la liberación de sustancias químicas del cuerpo que causan dolor e inflamación. También puede reducir la fiebre ajustando el termostato del cuerpo.

El ibuprofeno suele comercializarse en presentaciones como las grageas, comprimidos masticables y en forma de suspensión.

Si el dolor de cabeza va de leve a moderado, si es de aparición esporádica o se sabe que no depende de razones orgánicas o físicas como las mencionadas previamente, una dosis adecuada de ibuprofeno pueden ser de gran ayuda.

La cantidad y las dosis de ibuprofeno deben ser ajustadas a la edad y peso del paciente, evitando administrarlo a niños con peso inferior a 5 kilos o edad inferior a seis meses. Adicionalmente, si el paciente es un adulto mayor, debe tenerse precaución en cuanto a su condición de salud y la ingesta de otro tipo de medicamentos.

Es importante tener en cuenta que un dolor de cabeza puede ser la alerta ante una situación de cuidado como la presencia de un tumor, meningitis o enfermedad hepática cuando se hace más severo que los padecidos anteriormente, cuando se perciben alteraciones de la visión, dificultad en el movimiento ocular, dolor o rigidez en el cuello, presencia de fiebre y otros síntomas que resulten novedosos. De igual manera, si el dolor de cabeza está asociado o se presenta luego de haber sufrido un accidente.

Volver arriba