Ibuprofeno para Gatos – ¿Les Causa Daño?

Para escribir este artículo se han consultado diversas fuentes, y todas coinciden en este punto: los medicamentos formulados para los seres humanos son nocivos para las mascotas preferidas por las personas: los perros y los gatos.

En muchas ocasiones, el afecto nos puede llevar a cometer errores, a causar daños, y en el caso de perros y gatos, el desconocimiento puede tener un desenlace fatal. Si bien es cierto que, cuando amamos, no podemos ni pensar en que el ser amado puede sufrir, también es cierto que en momentos de angustia, de agitación e incluso en las más exigentes situaciones de emergencia, es preciso mantener la serenidad y buscar la ayuda adecuada. ¡Se escribe fácil!, dirá usted, mientras yo le respondo: ¡es vital!

Supongamos que tiene usted a su precioso gato Minino aquejado de un fuerte dolor, tal vez está herido a consecuencia del ataque de otro animal. Usted se angustia, y desea ayudarle. Su gato está adolorido, por lo que puede ser menos afectuoso de lo normal. Usted no puede en ese momento llevarle al veterinario, entonces recuerda el ibuprofeno que su médico le recetó hace algún tiempo atrás para calmar el terrible dolor que le provocó la caída de su bicicleta. Como un relámpago, destella la idea en su cabeza de darle una pequeña porción de este analgésico no esteroideo a su gato. ¡Terrible error!

El ibuprofeno es un analgésico, antiinflamatorio y antipirético no esteroideo formulado para el consumo humano. Es de venta libre, y muchas personas conocen la dosis mínima más común para sentir bienestar rápidamente. Sin embargo, este fármaco tiene sus contraindicaciones, sus riesgos al ser tomado en dosis excesivas y altamente tóxico cuando se combina con otros medicamentos o el paciente tiene antecedentes de dolencias gástricas, hepáticas, intestinales, cardíacas o circulatorias en general. De igual manera, si ha tenido episodios que hayan comprometido las vías respiratorias tales como sinusitis, alergias o asma.

Usted tal vez se pregunte: “¿puede mi gato haber tenido un episodio como esos en su historia clínica?” y sus respuestas probables son: “no”, “no lo sé”, “no lo creo”. En consecuencia, no le suministre a su gato el ibuprofeno, ¡mucho menos se atreva a partir la tableta! El ibuprofeno es altamente tóxico para su gato.

Los síntomas generales de intoxicación por ingestión de algún antiinflamatorio no esteroideo (AINE) incluyen gastritis, vómito – que puede contener sangre-, decaimiento general, depresión, excremento con o sin sangre hasta shock.

Ciertamente, existen antiinflamatorios no esteroideos formulados para gatos y perros. Sin embargo, los mismos son dosificados y administrados bajo la vigilancia de un veterinario, pues es el único autorizado para calcular la cantidad máxima no tóxica para su mascota.

Tenga en cuenta esta información la próxima vez que Minino tenga un encuentro salvaje fuera de casa.

Y por precaución adicional, mantenga todos los medicamentos de su botiquín fuera del alcance de los niños y de las mascotas. Cuide de limpiar muy bien el área si ocurre el derrame de una suspensión que contenga ibuprofeno, y no permita que pruebe una tableta que haya caído al piso o haya sido descartada.

La salud de sus niños y sus mascotas lo merece.

Le puede interesar también nuestro articulo Ibuprofeno para Perros.

Volver arriba