Ibuprofeno para la Gripe

Una mañana usted despertó con malestar físico, dolores en el cuerpo y los músculos. Le pareció extraño. Consideró que se trataba de los efectos de haber tenido una mala noche. Sin embargo, al repasar sus sensaciones durante el sueño, no recuerda haber tenido pesadillas. Procede a levantarse y se percata de dolor muscular. Siente escalofríos. Agita la cabeza, y siente malestar también. Decide prepararse un desayuno.

A pesar de que la temperatura no está baja, usted continua sintiendo escalofríos y dolor corporal. Prueba su alimento, y ya no le apetece. Seguramente ha pescado una gripe.

La gripe es una infección respiratoria causada por virus que se encuentran en el aire e ingresan al cuerpo a través de la nariz o la boca. Muchas personas sufren de gripe al mismo tiempo, pues se contagia con gran facilidad.

La gripe puede ser grave, hasta causar la muerte en pacientes especialmente débiles en su sistema inmunológico, o estar predispuestos debido a su edad: recién nacidos o ancianos, o por padecer enfermedades crónicas.

Los síntomas de la gripe suelen ser más fuertes y prolongados que los provocados por un resfriado. Se reafirma la presencia de gripe cuando se unen a los síntomas, la fiebre y el dolor de cabeza.

Lo más recomendable, es guardar reposo y evitar el contacto con otras personas, para limitar la propagación del virus y permitir al cuerpo generar sus propias defensas. No obstante, si se encuentra entre los pacientes de cuidado (recién nacidos o adulto mayor, o tal vez paciente crónico), lo mejor será acudir al médico.

Entre tanto, puede ingerir pequeñas dosis de antiinflamatorios tales como el ibuprofeno, el cual le aliviará el dolor y ayudará a bajar la fiebre. Sin embargo, el Ibuprofeno no actúa directamente sobre la gripe, sino mas bien contra sus otros efectos que ya mencionamos.

El ibuprofeno es un medicamento analgésico antiinflamatorio sin esteroides, con propiedades antipiréticas, por lo cual es efectivo para reducir la fiebre, disminuir el dolor y desinflamar, en especial cuando ha habido lesiones corporales o dolor muscular.

El ibuprofeno actúa rápidamente una vez ingerido, y sus efectos calmantes pueden durar hasta seis horas.

Sin embargo, es importante observar que tiene efectos secundarios, tales como el malestar estomacal. Para evitarlo, se recomienda tomarlo junto con las comidas.

Otro aspecto de cuidado es que, mientras menos tiempo lo ingiera, menos daños al organismo puede causar. Más de dos semanas de tratamiento, o ingerir dosis muy altas, pueden provocar complicaciones tales como agravar las úlceras estomacales o provocar quemaduras en la mucosa del estómago.

También puede reducir la capacidad del cuerpo para formar coágulos de sangre, por lo que estará contraindicado cuando se haya sufrido una hemorragia.

Volver arriba